Publicitat
Publicitat
Publicitat

Divendres, 03 de Juliol de 2020
Portada Actualitat Esports Cultura Entrevistes Opinió Videos

- Sant Adrià de Besòs - 26/6/2020

Comienza a hacerse justicia
-

Los últimos días de junio han traído un momento de justicia y otro de gran injusticia en Sant Adrià. El primero ha llevado alegría, aunque aún quede mucho camino por recorrer, a los vecinos y vecinas del edificio Venus del barrio de la Mina. El Tribunal Superior de Justicia les ha dado la razón a los habitantes del inmueble al condenar la inactividad del Consorci de la Mina por su negativa a ejecutar el Plan Especial de Reordenación y Mejora del barrio, el llamado PERM, que incluye, entre sus medidas previstas, el proyecto de derribar todo el edificio y realojar a las familias que ahora viven. El alto tribunal catalán considera que el Consorci del barrio, que componen los ayuntamiento de Barcelona y Sant Adrià, así como la Generalitat de Catalunya y la Diputación de Barcelona, ha vulnerado los derechos de los vecinos del edificio Venus que han tenido que soportar años de degradación acreditados, entre otros, por el Síndic de Greuges, que aseguró que las condiciones de vida en el inmueble son “inhumanas”. Según la sentencia, el Consorci ha incurrido en una patente inactividad al omitir cualquier actividad en relación a la expropiación del edificio y, en definitiva, no ha ejecutado las medidas aprobadas en 2002 en el PERM. Una de las medidas previstas en el plan era la expropiación de las viviendas y el realojo de las familias que viven. En 2009 se aprobó el proyecto de expropiación, y ahí fue cuando comenzó la parálisis, al no atender el Consorci las alegaciones de los vecinos respecto a la tasación del valor de los pisos y la imposibilidad de las vecinos de poder hacer frente al pago que se les exigía para poder acceder a la vivienda nueva, entre 30.000 y 40.000 euros. La paciencia de los afectados llegó a su fin, y gracias a una campaña de micromecenazgo consiguieron los fondos para presentar una demanda contra el Consorci de la Mina con la colaboración del Col·lectiu Ronda. Ahora, la justicia les da la razón, y el proceso tendrá que ponerse de nuevo en marcha. Eso sí, la tasación de las viviendas no las llevará a cabo el Consorci de la Mina, como sucedió en el pasado, sino el Jurat d’Expropiacions de Catalunya, tal y como reclamaban los vecinos.  El alcalde de Sant Adrià ya ha anunciado que la sentencia se debe cumplir y que va acorde a lo que suscribieron todos los grupos municipales. Es cierto que en el consistorio adrianense quiso desencallar el proceso, pero siempre se acababa llegando al punto de culpar al resto de administraciones públicas que tenían responsabilidad en el asunto por no encontrar los fondos para el derrumbe del edificio Venus. En esto de las competencias, el camino recto no siempre es el más rápido. A ver si entre todos se puede llegar pronto a una solución a una de las mayores vergüenzas que puede tener Sant Adrià de Besòs.
Aunque no es la única. La pasada verbena de Sant Joan varios individuos agredieron a una pareja de homosexuales que estaban sentados en un banco. Algo que es tan reprobable que no merece ni una sola línea más de texto. Bueno, lo que sí merece recordar es que el 28 de junio es el Día del Orgullo. A los que dicen que no hace falta celebrar ni conmemorar nada porque ya se han alcanzado todos los derechos, que opinen sobre la agresión. El día que dejen de pasar estas cosas, hablaremos de si es necesario o no celebrar el Orgullo. Hasta entonces, a seguir con la lucha.     












| Edició impresa pdf | Edició impresa Online | Tarifes publicitaries | Grupo Area 96 | eltemps 1996-2014 © Àrea Besòs | Tots els drets reservats.


C/ Besòs, nº 7 - Sant Adrià de Besòs - Barcelona (Spain) C.P. 08930 Tel. 93 462 18 63
Gerencia: Jose M. Pulido | Dpto. Comercial: José Alcalá | Producción: Montse Saez | Administración | Web master: Jose Mejías | Informática: Pedro Santos | Publicidad: Jose ALcala